1 de abril de 2019

https://www.cristiansun.com/ 2019-04-01T23:37:04Z

Ego: ¡Controla esta fiera!



Bien...
Quiero compartir esta reflexión. Ya la publiqué en otro lugar, pero me pareció interesante, y quisiera contarla acá también;

Primero, quiero mostrarles este vídeo:



Ahora quiero decir algo:

No quiero que tomen este vídeo exclusivamente en el ámbito hacker, es mas olvidate de las cosas técnicas que menciona...
Estaba viendo este vídeo, y realmente no pude evitar reflexionar: "¿Hacker o imbécil?", si, imbécil:

Y hacer es un comodín, podríamos poner cualquier cosa...

Hay muchos que se jactan de ser expertos, y no son mas que imbéciles repitiendo dos o tres cosas, o peor, siquiera repitiendo, solo copiando...
Pero imbécil no es el ignorante, todos somos ignorantes y podemos decir burradas, nadie es sabio, ni debe serlo... El imbécil es aquel que no aprende, aquel que cree saber mas que el sabio, aquel que se autoconvence de ser una eminencia y se olvida que el mundo es progresivo, que mañana habrá otra cosa que no sabrás, ese que se encierra en una burbuja de pedos, creyendo que porque logro un proyecto bueno, o varios, es mejor que otros, o peor, no tiene errores... Pero no sabe que si logró algo es por copypastear, y no entender...

El ego queridos, si, el ego... Esa cosa que unos satanizan y otros santifican, pero que es una masa, en principio neutral, pero que depende directamente de nuestro control para convertirle en ogro o príncipe...
Controla esa fiera, controlala ya! Porque esa fiera no te dejará aprender, porque detesta ser herida. Detesta ser bajada de ese pedestal de arrogancia que forjo con tanta cizaña... Solo con el fin de ser el único allá arriba...

Quizá logres hacer cosas, te lo aseguro, porque cualquier ser vivo es capaz de transmitir información, pero te aseguro que te perderás de el mundo, de las flores, de muchas cosas que no se esfuman cuando todo se derrumba... De todo eso que requiere inclinarse un poco y mostrar el cuello, mostrar un poco de debilidad... Al fin de cuentas, todos tenemos esa fiera y si uno no muestra el cuello, ninguno lo hará.

Te contaré la historia de Narciso y Eco:



Todo comienza con Narciso, un joven de apariencia muy bella, a tal grado que todo aquel que le veía, quedaba enamorado de el.
Este joven fue tan bello, que su madre procuró que jamas vea su propio reflejo. Esto debido a que un adivino le dijo que el reflejo de su hijo, sería la perdición del mismo.

Un día estaba dando un paseo, sumergido en sus propios pensamientos...
Es ahí donde una ninfa llamada Eco lo conoce, quedando encantada por la belleza de Narciso.
Esta ninfa tenía una maldición impuesta por Hera; La maldición de no poder hablar por su cuenta, si no que solo repetir lo último que se le dijera.

Es entonces que Eco, incapaz de manifestarle su amor a Narciso, lo espió... Hasta que un día pisó una rama, y Narciso escuchó este ruido, preguntando: «¿Hay alguien ahí?» A lo cual Eco pudo repetir: «Aquí... Aquí...» y salió a abrazar a Narciso, para por fin declararle su amor...
Pero Narciso tenía otros planes, no le correspondía, y la rechazó... Pero la rechazó de una forma muy cruel, ebrio de su soberbia.

Fue tal la crueldad, que Eco simplemente huyó, ocultándose en una cueva por siempre, hasta que solo quedó su voz.

Pero Narciso no salió impune, Némesis pudo verlo todo, y castigó a Narciso, haciendo que este vea su reflejo en un charco de agua.

Al verse por primera vez, quedó enamorado de su propio reflejo...
Pero no, esto no fue nada bueno... ¡Era su reflejo! ¡Jamás podría tenerlo! Y pasó el tiempo, mirándose sin descanso... Hasta que atormentado, no tuvo mas remedio que suicidarse.

Así es como actúa el Ego, así mismo... Poco a poco te consume y te ciega...

Es por eso que te digo... ¡Controla a esa fiera! ¡Controlala!..
Pero cuidado... No la frenes, porque necesitas orgullo, pero tampoco la dejes dominarte, o te enamorarás de tu reflejo y terminarás pudriéndote, matando a todos.

Si alguien cree en Dios, no le juzgues, no sos tan viejo/a como para corroborar la existencia de Dios... Si alguien no cree en Dios, tampoco le juzgues, no sos tan viejo/a como para corroborar la existencia de Dios...
Si alguien hace algo, no lo juzgues... No sabes el motivo...
Si alguien.. Bueno... Ya se entendió.

Solo quería decir eso, la soberbia te pudre, es buena pero no debe dominarte.

Adeú! Recordá que estoy activo también en mi Twitter @cristiansunx

Escrito por   en la fecha de  abril 01, 2019.

Compartir este articulo: